Los levantan, ejecutan y sobreviven al tiro de gracia

3 Enero 2017, 10:47 am

ROBERTO CUITLÁHUAC
ORO NEGRO

HUIMANGUILLO.- Margarito y Marcos Montiel, padre e hijo, así como Gladis Lagunes Morato, fueron levantados en dos acciones distintas por un comando armado, en sus respectivos municipios de la villa Estación Chontalpa, a los tres los “ejecutaron”, pero dos ellos, se debaten entre la vida y la muerte, en un nosocomio de la ciudad de Villahermosa.
Según reporte de la policía municipal el domingo primero a las 18:30 horas el comando armado levantó a Gladis Lagunes, esposa de un ex elemento de la Policía Federal de Caminos, quien dos horas después fue abandonada y da por muerta, sobre la carretera Chontalpa – Malpaso, la cual presentaba dos impactos de bala, uno en el hombre y otro en pleno rostro.

Eran las 22:15 horas cuando Roberto Morato Chaparro, de 52 años de edad, dijo que a su consanguínea la levantaron por la avenida principal de villa Estación Chontalpa por donde está la empacadora.

Gladis estaba inconsciente, los sicarios la dieron por muerta, éste le apuntó a la sien pero por instinto la mujer movió su cabeza, provocando con ello que la bala ingresara en su rostro a la altura del pómulo izquierdo, teniendo trayectoria de salida por el pómulo derecho.

Esta mujer al cobrar la consciencia mientras que era trasladada inicialmente al hospital regional de Cárdenas, dijo que cuando el comando armado la subió a una camioneta, en ella habían otras dos personas.

Ellos, de nombre Margarito y su hijo Marcos Montiel, los dos gordos, quienes según escuchó de los sicarios, iban a ser ejecutados, pero que no sabía las causas del por qué lo harían. Yolanda, es el nombre de la esposa e hijo, respectivamente de los dos sujetos levantados.

ENCUENTRAN A LOS GORDOS
Fue a las 6:20 de la mañana de este lunes, cuando una llamada anónima informaba a la policía que habían dos personas ejecutadas, los cuerpos fueron dejados frente a la juguera en la carretera que conduce a la comunidad de Tierra Nueva, tercera sección.

Elementos de la policía fueron enviados al lugar quienes indicaron que efectivamente en dicho lugar habían dos personas tiradas, una de ellas completamente desnuda, identificado como Marcos Montiel, quien se encontraba con vida, mientras que unos metros más adelante, boca abajo el cuerpo de su padre Margarito Montiel, quien falleció por los disparos que recibió en la cabeza.

El herido fue trasladado a un nosocomio de la ciudad de Villahermosa, mientras que la Fiscalía General del Estado (FGE) llegó a dar fe del cadáver de don Margarito, el cual fue trasladado al Servicio Médico Forense (SEMEFO) en donde se le practicó la necropsia de ley, mientras que se le dio el visto bueno al Ministerio Público para que tomará la declaración danto a la señora Gladis como a Marcos.

Comparte esta información

LO MÁS RECIENTE